SEGURIDAD

Pese a orden de alejarse a su exesposa, Policía la agrede; piden cárcel


En octubre ya la había agredido y se le ordenó no acercarse a la víctima. Será imputado por violencia familiar. La sentencia de divorcio fue emitida hace dos meses y están en disputa judicial por los bienes

Según el abogado de la agredida, la división de bienes está en juicio y el micro ‘desapareció’ de la EPI del Plan
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

23/05/2018

En un video grabado por sus vecinos, se ve a Mariela Guamán Pinto dentro de un micro sujetada por el cuello por su ex esposo, el policía Daniel Flores Yáñez. De fondo se escucha llorar y gritar a los hijos de la pareja. En el micro también hay otras personas que serían familiares del agresor, según la denunciante, quien relató que todos llegaron a las 19:30 a su casa en el barrio Johnny Fernández del Plan Tres Mil cuando ella iba a  meter el vehículo a su casa.  

Sus familiares trataron de bajarla y su expareja la agredió físicamente, causándole daños en los brazos y el abdomen, por lo cual tiene cuatro días de impedimento. En la filmación se ve que el policía está detrás de ella y le rodea el cuello con un brazo. 

El agente se abstuvo de declarar ante el fiscal Carlos Candia, quien lo imputó por violencia intrafamiliar y pedirá su detención preventiva. “El antecedente de violencia y la vulneración de las medidas de protección complican su situación jurídica”, afirmó Candia.



Las agresiones 
El 12 de octubre de 2017, Daniel Flores Yáñez fue denunciado por su entonces esposa por haberla agredido y la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) del Plan Tres Mil otorgó medidas de protección a la víctima, las cuales fueron firmadas como constancia por el policía, pero la noche del lunes las incumplió.  

“Cuando tenía ocho meses de embarazo, él tomó un cuchillo y me lo puso en el cuello cuando estábamos en casa de una de mis amigas; unos días después, cuando estábamos cobrando la renta del micro, él me empujó desde la pisadera”, relató Mariela Guamán, quien señala que puso en conocimiento de la institución policial esa situación, por lo cual Flores, que estaba destinado a la Utop, fue replegado al Comando. 

Sobre la agresión de la noche del lunes la mujer señala que el policía le decía: “Te voy a matar, (la división policial de) Homicidios te levantará de aquí”. Afortunadamente la intervención de los vecinos evitó un final fatal. 

Las medidas de protección

A diferencia de dos casos conocidos la anterior semana, de un feminicidio y una tentativa de feminicidio, en que las víctimas habían denunciado agresiones con anterioridad ante instancias policiales, Mariela Guamán lo hizo ante la Felcv. 

En el acta se estipulan medidas, las cuales son homologadas ante un juez, en las que el agresor se comprometía a no agredir a la denunciante de manera física, sicológica, ni sexual. 

El documento también establecía que no debía realizar agresiones a través de las redes sociales como Facebook o WhatsApp, de manera directa ni a través de terceras personas, como sus padres o hermanos.

Bienes en disputa



El micro
La división de bienes (tres micros, entre otros) está en juicio. El micro en cuestión fue secuestrado por la Policía pero el informe de acción directa consta que fue llevado con grúa a la EPI pero que se lo dejó “parqueado al frente del módulo” y que luego “habría sido retirado por parte de los familiares del arrestado con rumbo desconocido”. El abogado Ancalla señaló que había favorecimientos hacia el denunciado por ser policía y que sentarían denuncia en Diprove. 

Restricciones
Las medidas de protección a la víctima ordenaban el alejamiento definitivo del agresor con respecto a la víctima, de su lugar de trabajo y de todos los lugares donde ella frecuente, exceptuando en el régimen de visitas a sus hijos, ya que la pareja está divorciada. 

Suspenden declaración de otro policía 

La tarde de ayer, por segunda vez, se suspendió la toma de declaración del coronel de Policía J.C.A., denunciado el 25 de abril por su esposa C.J.P. por agresión sicológica, económica y física. La ausencia del Ministerio Público fue señalada como causa de la suspensión de la declaración, que ya se había postergado la primera vez el 14 de mayo por ausencia del abogado del denunciado. 

La víctima detalló que el año pasado ya había sentado denuncia por violencia económica y sicológica, y que en abril sentó denuncia por agresiones físicas, por lo cual su esposo fue retirado de su domicilio como medida de protección. Además, señaló que el denunciado la hostiga continuamente. 



 




Notas Relacionadas



En esta nota