SANTA CRUZ

Por obras del BRT, circular en el segundo anillo se vuelve caótico


En la calle Vallegrande hay horas en las que solo se ven micros. La Alcaldía inició obras en el sexto tramo del primer anillo para implementar ruta para el BRT. Transportistas advierten con movilizaciones en contra del reglamento de la ley


En el primer anillo y Grigotá hay congestión vehicular incluso fuera de los horarios picos. Por la zona circula una gran cantidad de micros. FOTOS: JORGE GUTIÉRREZ/ROLANDO VILLEGAS
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

Hace 4 días

En los últimos meses ya casi se volvió costumbre que la intersección del segundo anillo y Madre India se torne caótica, a tal punto que provoque demoras de hasta media hora para pasar esta zona. Ayer sucedió esto, pero a diferencia de otros días, esta vez no era causado por trabajos de bacheo ni de alcantarillado. Era por los trabajos que la comuna encara en el primer anillo para implementar los buses BRT.

El caos empezó después de las 7:00 y se prolongó por varias horas. Aprovechando la ausencia de los oficiales de Tránsito, los conductores hicieron una clara demostración de falta de educación ciudadana, pues no respetaron semáforos, tampoco utilizaron los desvíos e hicieron lo que quisieron hasta que cerca de las 9:00 llegaron dos policías para poner orden.

Este caos se repitió en varios puntos dentro del segundo anillo. Por ejemplo, a las 10:00, ambos carriles de la calle Santa Bárbara, desde la Ayacucho hasta la Buenos Aires, estaban ocupados casi exclusivamente por el transporte público, debido al desvío por los trabajos de pavimentación sobre la Cañoto, entre Landívar y México. El avance del tráfico por estas calles era lento, tomaba unos 20 minutos. Una de las dificultades para transitar por la zona es porque hay motorizados parqueados a ambos lados de la vía, reduciendo así los carriles de circulación.



En la vía de retorno, por la Sara, la situación era peor, pues había vehículos particulares parqueados en doble fila.

Por la calle Florida se observó menor cantidad de motorizados circulando, pero varios vehículos mal parqueados. Hasta cerca del mediodía había micros que subían por la Ayacucho. Sin embargo, por la tarde, esta calle fue cerrada para dar paso a los trabajos del BRT.

El secretario municipal de Gestión Institucional, Jorge Landívar, indicó que tiene planificado reunirse con personal de la empresa ejecutora (Iasa-Apolo) para analizar la forma de evitar el menor cierre de calles, pues “son perjudiciales para todos”. Aunque también mencionó que los transportistas son los culpables del caos por haber “desdoblado” líneas de micros sin autorización.

En la Secretaría Municipal de Movilidad Urbana se limitaron a responder que esta no es la única repartición que realiza trabajos en la ciudad, pues igual están Obras Públicas y Saguapac.



El titular de la Unidad Operativa de Tránsito, Richard Cordero, reconoció que existen puntos de mayor congestión. No obstante, agregó que el caos solo se da en horarios picos, por lo que pidió paciencia a la población.

El jefe policial dijo que tienen personal distribuido en distintos puntos de la ciudad para ordenar el tráfico vehicular.

El jefe de la Unidad de Servicios Públicos de Tránsito, Erland Monasterio, en una anterior entrevista, indicó que el problema es que la Alcaldía y Saguapac comienzan obras en calles, obstruyendo el tráfico, sin coordinar previamente con Tránsito para que pueda destinar personal.

Abren otro tramo de trabajo

Personal de la empresa Iasa-Apolo desde ayer trabaja en el sexto tramo del BRT, que comprende desde la av. Landívar hasta la calle Mario Flores. Hasta el mediodía, de este tramo solo se habían cerrado dos calles, es decir desde la Landívar hasta la Suárez de Figueroa. Aunque por la tarde continuaron los cierres de calles.



Paralelamente, el personal trabaja en otros dos tramos: uno sobre la Irala, desde la Vallegrande y otro en la av. Cañoto, desde la México hasta la Landívar.

Transportistas, en emergencia

Por otra parte, el ejecutivo de la Federación Departamental de Cooperativas de Transporte (Fedetrans), Ronald García, explicó que el transporte cooperativizado y las seis federaciones de mototaxis se encuentran en emergencia en contra de la reglamentación de la Ley de Movilidad Urbana, aprobada el viernes, pues solo consensuaron un 20%.

Entre las principales observaciones de Fedetrans están: que solo se permita el ingreso de minibuses hasta el cuarto anillo de la ciudad; el retiro de los trufis del primer anillo; el manejo del cobro del pasaje y la reducción de líneas que ingresan al centro de la ciudad.

Ayer García solicitó, por escrito, al alcalde Percy Fernández las dos reglamentaciones aprobadas. Advirtió que en caso de que no se les entregue una copia, realizarán un bloqueo de las rutas departamentales.

El dirigente transportista del sistema sindicalizado, Mario Guerrero, indicó que tampoco conocían el documento, por lo que esperarán que se les entregue una copia para luego determinar las acciones a seguir.

En respuesta, el secretario Jorge Landívar aseguró que sí están consensuando con los transportistas las nuevas reglamentaciones de la ley; sin embargo, dijo que se mantiene firme la decisión de la comuna de reducir las líneas que ingresan al centro de la ciudad.



 




En esta nota