SANTA CRUZ

El Gobierno condiciona inversión en hospitales cruceños y Costas ve presión


Se eleva la tensión entre el Gobierno y la Gobernación de Santa Cruz por el convenio interinstitucional. La ministra de Salud acusó al ejecutivo departamental de priorizar la confrontación política. Costas ve un fin “claramente proselitista”


El personal exige mejores condiciones para trabajar. Los servicios están sobresaturados
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

20/02/2019

A nueve días de la implementación del Sistema Único de Salud (SUS), el Gobierno nacional no logra allanar el camino con tres de las nueve gobernaciones para la firma de los convenios interinstitucionales y, por el contrario, se eleva la tensión con la Gobernación de Santa Cruz.

La ministra de Salud, Gabriela Montaño, reiteró ayer que no se podrá implementar el SUS en los hospitales de tercer nivel de las regiones, donde no se sellen los convenios intergubernativos y acusó a la Gobernación de Santa Cruz de priorizar la confrontación política antes que la salud.

En respuesta, el gobernador Rubén Costas manifestó que no firmará el convenio que busca “cercenar la autonomía” departamental y anticipó que un sistema único de salud, sin los recursos necesarios, será un desastre.



Montaño refirió que se han hecho los esfuerzos necesarios para lograr acercamientos con todas las gobernaciones del país y que ya se tiene el camino allanado con la mayoría de ellas, excepto con Santa Cruz, Tarija y La Paz.

Explicó que los acuerdos, sellados en documentos, son necesarios para que el Gobierno nacional pueda invertir en infraestructura y recursos humanos con miras a implementar el SUS, por lo tanto, si las gobernaciones no los firman estarían dilatando el fortalecimiento de los hospitales de tercer nivel y la implementación del SUS.

“No podremos implementar el SUS mientras no haya esos convenios interinstitucionales que nos permitan otorgar los ítems y hacer las inversiones. Los recursos están ahí. Se ha aprobado un decreto para que podamos invertir recursos. Son más de Bs 200 millones que estaríamos invirtiendo en los hospitales de tercer nivel, pero no nos están permitiendo avanzar. Yo espero que haya una actitud diferente de esos gobiernos departamentales para que el SUS pueda ser implementado en Santa Cruz y La Paz”, sostuvo la ministra del área.

Montaño agregó que “lastimosamente la Gobernación de Santa Cruz ha priorizado la confrontación política en vez de viabilizar las situaciones que mejoren la calidad en la atención en salud de la población”.



La preocupación de Costas

En conferencia de prensa, el gobernador de Santa Cruz indicó que no se oponen a un seguro universal, sino a la forma como se lo quiere hacer, con un propósito claramente electoralista.

“Nuestra preocupación es que este sea solo un tema electoral. Dicen que van a dar 8.000 ítems, pero lo van a dar cuándo. ¿Nos van devolver los 1.800 ítems que ha creado la Gobernación en lugar de hacer obras? Es posible, pero de aquí a 40 años”, se respondió él mismo y luego agregó que “no se puede manejar un tema tan sensible con fines proselitistas y electoralistas”. “No se puede hacer eso (el SUS) porque esté Evo o la ministra. Ellos van a pasar y esto (la salud) ya no va a colapsar, va a ser un desastre nacional. ¿Cómo piensan hacer un seguro con la mitad de los recursos que precisan?”, refirió la autoridad departamental.

Aprovechó para indicar que no están obligados a firmar el convenio intergubernativo, ya que hacerlo sería ir en contra de lo que manda la Constitución Política del Estado y la Ley marco de autonomías. “No vengan a amenazarnos con que lo van hacer nomás, no lo van hacer, a no ser que cambien la ley. En Santa Cruz vamos a defender estos principios”, expresó Costas.

Trampa contra la autonomía



Bajo esta línea, el secretario de Salud, Óscar Urenda, reiteró que la Gobernación de Santa Cruz no firmará dicho convenio porque quita las competencias departamentales en salud y confisca los recursos que se tienen destinados al funcionamiento de los hospitales.

“Ahora sale la ministra diciendo que no hay seguro porque no hay convenio. Ya lo denuncié, el convenio nos quita todas las competencias en materia de salud, nos quita nuestros recursos y nos quita el Servicio Departamental de Salud (Sedes), eso no es un convenio, es un abuso”, remarcó Urenda.

Puntualizó que se está a la espera de que las autoridades nacionales tengan un acercamiento para tratar el tema del seguro ya que hay predisposición de llegar a acuerdos, poniendo siempre el interés del ciudadano por delante, como también los requerimientos necesarios para que este seguro sea viable; aunque reiteró que el documento que les hizo llegar el Ministerio de Salud vulnera la autonomía departamental.

“Ya sabemos que después van a decir que no hay seguro porque la Gobernación no firmó el convenio, pero ya sabemos de qué se trata el convenio, es una trampa contra Santa Cruz y un robo de sus recursos económicos porque los recursos de la Gobernación serán confiscados”, agregó.

La Gobernación observa parte del texto del convenio, especialmente donde establece la transferencia de recursos financieros asignados a la Gobernación para el cumplimiento del ejercicio concurrente de responsabilidades que derivan de la competencia concurrente en materia de salud.

La ministra de Salud indicó que es falso el discurso de que se ponen en peligro las autonomías departamentales por el solo hecho de que el Gobierno quiera invertir en el fortalecimiento de los hospitales. Además, hizo notar que el Gobierno está dispuesto a discutir sobre los convenios interinstitucionales.

Hoy promulgarán la ley

Para hoy se tiene previsto que el presidente Evo Morales promulgue la Ley del SUS, en un acto que se realizará en la Casa Grande del Pueblo de La Paz, con la participación todos los sectores que se beneficiarán con el seguro de salud gratuito, de la Central Obrera Boliviana y otras organizaciones sociales.

Las autoridades del Gobierno ven al SUS como una oportunidad histórica para otorgar salud gratuita a más de 5 millones de bolivianos que no tienen un seguro, para lo cual se realizará una inversión para infraestructura y recursos humanos. El 1 de marzo ofrecerá 303 prestaciones en los centros de primer nivel.

El Gobierno destinó un monto inicial de $us 200 millones para su implementación, monto que irá subiendo gradualmente. Además, hay un plan de construcción de 49 hospitales.

Por otra parte, los médicos anunciaron que desde el 6 de marzo retoman las medidas de presión contra el SUS.