CONFLICTO EN EDUCACIÓN

Maestros deciden continuar en paro; mañana inician el de 72 horas


Ya son 48 los maestros y padres de familia que están en huelga de hambre. Esperan que el Gobierno atienda sus demandas 

En la sede sindical ayunan maestros y padres de familia/Foto: Deisy Ortiz
Escuchar el artículo Pausar Lectura

10/04/2018

En el segundo día de paro de docentes del área urbana, una multitudinaria marcha de padres de familia y de maestros se llevó a cabo este martes por la mañana en las calles cruceñas, para exigir la dotación de ítems a las autoridades del Gobierno nacional.


Los manifestantes se concentraron en las afueras de las oficinas de la Dirección Departamental de Educación (DDE), donde se instaló una huelga de hambre, y allí resolvieron radicalizar las medidas de presión hasta conseguir una respuesta del Ministerio de Educación.

La dirigencia del magisterio urbano cruceño, al mando de Saúl Ascárraga, decidieron ir al paro de 72 horas, a partir de este miércoles. En varias unidades educativas hoy no hay clases, pues los maestros decidieron acatar la medida sindical.


Al momento son 48 los huelguistas, pues más papás se han sumado a la medida. En estos momentos no hay atención al público en las oficinas de la DDE. El director departamental de Educación de Santa Cruz, Salomón Morales, dedicó la mañana para hacer un recorrido por las diferentes unidades educativas a fin de verificar si los maestros están trabajando o no. La disposición de Morales es descontar el sueldo a los profesores que no estén trabajando.


 El dirigente de los maestros, Saúl Ascárraga, indicó que los maestros de inicial y primaria solo acudirán el jueves a agasajar a los estudiantes por el Día del Niño Boliviano y luego, volverán a las movilizaciones.

Desde La Paz, el ministro de Educación, Roberto Aguilar, indicó que la DDE debe atender el pliego sindical, aunque criticó la actitud de los dirigentes de la federación cruceña al señalar que sus demandas son de tipo nacional, por lo que corresponde a la confederación hacer tales pedidos. 

Las demandas del sector son: la dotación de más ítems para el departamento de Santa Cruz (para evitar que los padres de familia sigan pagando los sueldos a los profesores sin ítems), la nivelación de la carga horaria, pues hay maestros que perciben sueldo por 72 horas cuando en realidad trabajan 96; reconocimiento del título de licenciatura emitido por el Profocom; y mayor presupuesto para la educación boliviana.



 




En esta nota