TENDENCIAS

El caso de un joven que murió por comer fideos recalentados es explicado por la ciencia


La presencia de una mortal bacteria acabó con la vida de un hombre de nacionalidad belga. Un estudio científico explica en qué condiciones se pueden dar estos casos


Foto referencial
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

05/02/2019

Un estudio científico publicado esta semana por la revista Journal of Clinical Microbiology ha revelado las causas exactas que provocaron la muerte, hace ocho años, de un joven belga que estaba acostumbrado a cocinar pastas, envasarlas y luego recalentarlas con alguna salsa.

El joven había consumido una pasta que había sido preparada hace cinco días, tiempo en el que la guardó en ambiente natural, es decir que decidió no refrigerarla. Una media hora después de comer estos fideos tuvo vómitos, diarrea, pero no fue a un médico y decidió descansar, para recuperar fuerzas.

Cuando sus padres fueron a su cuarto al día siguiente lo encontraron muerto. La causa del deceso fue una necrosis hepática, con signos de pancreatitis aguda, según revelaría la autopsia luego.



El análisis de las muestras fecales logró determinar la presencia de una peligrosa bacteria: el bacillus cereus, que afecta directamente al hígado, provocando una intoxicación casi inmediata. 

Según se explica el estudio científico, la bacteria se desarrolló en los primeros días en que el alimento estaba sin refrigerar, y es tan fuerte que no se la eliminó ni cuando se recalentó la comida. 

"En este caso se tuvo que producir en los primeros días después de dejar la pasta sin refrigerar, de forma que hubo un tiempo de incubado, de proliferación. Hay bacterias que pueden generar toxinas. Si es así el hecho de calentar la comida no es una solución para eliminarlas”, explicó el biólogo y nutricionista español Juan Revenga al diario Clarín. 

Este tipo de casos también se conocen como el 'síndrome del arroz frito', una intoxicación producida por consumir comida dejada a temperatura ambiente durante horas.





 




En esta nota